SAMSUNG EGO F/W 2014/15

El quinto día de la pasarela madrileña queda reservado para los jóvenes talentos. Diseñadores que intentan abrirse un hueco dentro del mundo de la moda y que conocen a la perfección las nuevas necesidades del mercado. Ellos, ahora más que nunca, dictan las tendencias del próximo invierno 2014-2015. Por María García Camarero

Leandro Cano

Como ganador del Samsung Innovation Project y con una recompensa de 10.000 euros para la elaboración de su nuevo desfile, salen a la luz seis propuestas que muestran una realidad cada vez más evidente: la tecnología y la moda están más unidas que nunca.
0,83° es el nombre de su nueva colección que alude a las bajas temperaturas que experimenta el cuerpo a medida que avanzan las horas después de la muerte. El látex, las plumas y el cuero se complementan con el volumen de las prendas simulando momentos como el latido del corazón o soplos de aire.



María Glück 

Su colección Nomadic para Howl representa los contrastes que trae consigo la estación más fría del año. Por un lado las luces, por el contrario las sombras que se transforman en colores neutros como negros y blancos junto a derivados de éstos. Trabaja los patrones con formas minimal que también se magnifican en texturas de gran peso escultórico. Todo ello se representa en piezas tan funcionales como vestidos camiseros o pantalones azules que ponen la nota de color.



Heridadegato

A la tercera va la vencida. Así es como este dúo refleja su verdadera colección fetiche basada en la lana azul y cogiendo como protagonista la raya diplomática. Utilizan como base la sastrería, consiguiendo un trabajo muy personal. El  dominio de la camisería y la técnica de los acolchados se convierten en el tándem perfecto.



Ernesto Naranjo

El ganador del Mercedes Benz Fashion Talent de este año propuso una colección teñida de tonos blanquecinos que derivaban en grises, azules e incluso burdeos llegando hasta el negro como reflejo del margen que existe entre la tranquilidad del cielo y el gran caos de la ciudad. Las prendas destacan por la combinación de tejidos más rígidos como el plástico y otros más flexibles como el neopreno dando lugar a un vínculo no muy lejano entre la calma y el susurro.


Miguel Alex 

Hybrid da nombre a la conjunción maestra de dos términos; comodidad y modernidad, que se expresan gracias a una reinterpretación de las formas. Miguel Alex recurre a tejidos clásicos de invierno y los fusiona con un material hecho de piedra aportando un valor extra a cada look. La asimetría de los conjuntos en sí capta todas las miradas que deja en un segundo plano al color. Las transparencias como sello distintivo de la marca se renuevan bajo productos con grandes dotes de personalidad.


Los desfiles de tarde se desenvuelven en diferentes ambientes. Desde la bella América de los 50 hasta creaciones con reminiscencias cinematográficos como la colección de Leyre Valiente, pasando a su vez por paraísos de ensueño más internacionales como los de Petra Ptácková o Veronika Vimpelova. 

Lady Cacahuete 

Eva Arinero presenta Resident Ville para trasladarnos a aquella América de los años 50 donde la mujer brilla con una estética basada en faldas evasé y vestidos ceñidos al cuerpo. Evoca al pasado para percibir a aquella perfecta ama de casa de la sociedad estadounidense que radiaba ilusión y coquetería. Con su ya conocida estética pin-up, Eva recurre a tonalidades oscuras que evolucionan en colores como el granate, el turquesa y el rosa como símbolo de la victoria.

  
Rafael J. Camesell 

Las flores en relieve bordadas en las prendas y los accesorios en forma de banda en metal dorado han sido los verdaderos protagonistas de su colección. La paleta de ocres se reflejaba en prendas que combinaban una elegancia y a su vez un cierto encanto. La apuesta de sencillos conjuntos de pantalones palazzo y blusas, contrarrestaba con vestidos monocromáticos cubiertos por flores que transportaban a un invierno flamante. El punto final lo puso una novia cargada de flores que esta vez aludía a tonos blancos.


María Clé Leal 

Su colección Siete muestra un recorrido por la memoria interna donde se alojan los recuerdos más entrañables, aseguraban las diseñadoras. Destaca la pedrería cosida en los cuerpos y chaquetas por ellas mismas, los bordados en las prendas masculinas y la fusión de diferentes materiales como la seda con el chinz. Predominan los colores oscuros, entre ellos el gris, el negro o el azul marino. Sin embargo los toques burdeos en cuerpos y chaquetas aportan un toque extra.


Vimpelova 

El remate de abalorios procedente de Moravia y Bohemia en abrigos y vestidos ha sido lo más destacado de su colección "Forgotten stories from a small town in the middle of no where". Para ello vuelve la mirada a su país, la República Checa, la historia que envuelve a su ciudad y sus vivencias personales.
Lo moderno se opone a looks más tradicionales bajo una misma premisa: las contradicciones que se pueden experimentar en un pequeño pueblo en mitad de la nada. Pequeñas tradiciones que parecían haber caído en el olvido pero que Veronika Vimpelova recupera para mostrar al público la verdadera historia que la vio nacer.



Leyre Valiente 

Abarcar desde el día hasta la noche. Esa ha sido la intención de Leyre Valiente con su colección Nostromo.  Las líneas futuristas junto a texturas biológicas es la mezcla perfecta para una colección que está inspirada en la saga de Alien. El neopreno y los acolchados forman prendas de abrigo para las mañanas más frías mientras que los vestidos de charmeuse plisado se guardan  para las noches.  Los accesorios siempre destacan dentro de las colecciones de la diseñadora. En este caso Leyre enseña un equilibrio entre complementos dedicados al show y otros más enfocados a la venta. Sin duda, dos términos necesarios para cualquier colección que conduzca al éxito.


Petra Ptácková 

A través de un cuento la diseñadora checa intenta transmitir un mundo cargado de estética manga y con ciertos aires naif. Un grupo de amigos escala una montaña para encontrar en la cima un tesoro escondido por un ser un tanto extraño. No obstante la verdadera esencia  de esta historia reside en lo pequeños que parecen los problemas vistos desde allí arriba. Para aludir al enclave en el que surge toda la historia, recurre a cuerdas de escalador,  gorras y mochilas. Destacan las piezas con volumen extra y los tejidos transpirables que se decantan como los verdaderos imprescindibles.