EL MINIMALISMO COBRA PROTAGONISMO EN LAS PASARELAS

Estamos ante una nueva era. Un período marcado por la ausencia de logos en las prendas y accesorios. Menos es más. Por María García Camarero   

Hermès F/W 2014-15

Atrás queda el clásico Monogram de Louis Vuitton, la doble G de Gucci y el mítico D&G en las camisetas de la marca italiana. Ahora se juega al despiste, el color puro se apodera de la ropa y se olvidan  las reinvenciones de los códigos al estilo de Brian Lichtenberg. La oda al rap ha finalizado. Cualquier rastro de maximizar o exagerar cualquier forma tipográfica es pasado. Decimos adiós a los adornos, charms, logos y ornamentos que aparecen en nuestras prendas. El poder minimalista al estilo “de toda la vida” gana cada día más adeptos. Aquellas marcas cuyas señas de identidad siempre han sido minimalistas, son  más cool que nunca. Hermès, Bottega Veneta o Victoria Beckham son algunos ejemplos de ello. Y si no, que se lo digan a la ex-spicegirl, que siempre ha apostado por dejar que el diseño hable por sí mismo; sin florituras y dando especial protagonismo al modelaje de cada una de las prendas. Diseño puro y duro.

Bottega Veneta F/W 2014-15
Victoria Beckham F/W 2014-15

La logomanía permanece al pasado. Los brochazos arty también se sitúan como los favoritos de esta primavera-verano 2014. Las marcas deportivas y las cadenas lowcost se hacen eco de ello. El grafismo en las zapatillas gana adeptos a cada modelo nuevo. Los estampados reaparecen para captar todas las miradas haciendo caso omiso al logo de la marca. Un claro ejemplo de ello es la nueva colección que ha sacado Adidas. ZX FLUX se olvida de las míticas “rayas” de Adidas para pensar únicamente en el colorido que invade a modo de neopreno sus nuevos éxitos. Modelos que se han convertido en espectaculares triunfos.


Adidas ZX FLUX
Bien es cierto que frente a este minimalismo que se avecina en Occidente, los países emergentes continúan con la exaltación del logo. Una de las causas reside en la relación existente entre el reconocimiento de la sociedad y el poder económico. China es un país experto en esto. Marcas chinas de gran potencial ponen todo su empeño en demostrar la importancia que puede llegar a tener el logo en tal país. 
 
Del mismo modo, el hip hop sigue manifestando su gran afecto por la logomanía. Los raperos siempre han expresado su gusto por las marcas. Prada, Calvin Klein, Alexander McQueen, han sido muchos los “tatareados” en sus canciones. Y ahora son las marcas las que responden por ello. De ahí muchas de las colaboraciones surgidas entre marca y rapero. Véase como ejemplo Jeremy Scott y sus múltiples colaboraciones con Adidas o Kanye West que ha decidido abandonar Nike para dar rienda suelta a su creatividad en Adidas.
 
Jeremy Scott for Adidas
Kanye West para Nike (Red October)
No obstante marcas del tipo American Apparel, HossIntropia, Sisley o Planet Palmer desafían al futuro con apuestas por el estampado y la calidad de la materia renunciando a la muestra del ya “obsoleto” logo.