BERLÍN, A SOURCE OF INSPIRATION

Berlín podría catalogarse de mil maneras distintas: una ciudad intensa, una metrópolis de primer nivel artístico, una urbe multicultural, un símbolo del progreso social, una fuente de inspiración, etc… 
Texto y fotografía: J. Pablo Mosquera

El 9 de noviembre, se cumplieron 25 años de la caída del Muro, todo un emblema de esta ciudad, y aprovechando esta circunstancia, viajamos hasta Berlín para ser testigos en primera persona de lo que esta ciudad -en continuo cambio- ofrece a todos sus visitantes. Hemos querido traeros una pequeña galería de imágenes huyendo de lo que típicamente mostraría una revista de moda, es decir, fotos de tiendas, maniquíes o escaparates; -y creernos, en tan solo un paseo de una hora por la Kurfürstendamm, se podría llenar la memoria de nuestra cámara de fotos-. Pero como os digo, no íbamos con esa intención y si en algún momento la hubo, se desvaneció cuando llegamos a nuestra primera parada, el muro.

La East Side Gallery, un pedazo de historia, una obra de arte viva, un auténtico icono contemporáneo. Recorrimos sus 1.316 metros de largo con sus más de cien cuadros en los que 118 artistas provenientes de 21 países quisieron reflejar mediante distintos medios artísticos, los cambios políticos que acontecieron entre los años 1989 y 1990.

MURO 

MURO

MURO

El muro, visitado por el 98 por ciento de los turistas que llegan a Berlín y que ha conseguido inspirar a artistas del mundo de la música: Wind of change de Scorpions; Holidays in the sun de Sex Pistols; Heroes de David Bowie y por supuesto The Wall de Pink Floyd, son sólo una muestra de ello. Artistas del mundo del cine: Uno, dos, tres de Billy Wilder; El espía que vino del frío de Martin Ritt o La cortina rasgada de Alfred Hitchcock son un buen ejemplo. También profesionales del sector de la moda: así el diseñador alemán Daniel Rodan presentó en 2009 la colección “Ropa de muro” donde reprodujo partes del muro plasmándolas en camisetas, pantalones, chaquetas, vestidos y artículos de cuero. Y por supuesto y como habéis podido comprobar ha inspirado a artistas del mundo del arte.

Pero Berlín, no es sólo su muro. Imaginaos lo que cabe en una ciudad nueve veces mayor en extensión que París; dimensiones que permiten que por ella fluyan 5 ríos -Spree, Havel, Panke, Dahme y Wuhle-. Además de no ser nuestra intención y como sería imposible plasmar a modo de guía cada uno de los lugares que hemos retratado, os mostraremos la “otra” cara de Berlín. Efectivamente, existe otro Berlín alternativo y underground, en ocasiones oculto, pasadizos repletos de rincones imprescindibles para impregnarse del presente de la capital germana.

Pasé por delante del Centro Cultural Tacheles -la casa okupa más famosa del mundo-, punto de obligado culto para los amantes del arte alternativo y la cultura subversiva; un edificio emblemático que fue tomado por un grupo de artistas a la caída del muro y que fue acondicionado para albergar exposiciones, talleres, así como todo tipo de eventos culturales. En la actualidad  aunque cerrada, nos permite disfrutar de su imponente aspecto exterior. Casi sin darme cuenta debido a su cercanía a Tacheles, me topé con Rosenthalerstrasse 39, que a pesar de ser un pequeño y oculto callejón resulta ser uno de los rincones más extraños y carismáticos de Berlín, repleto de coloridos grafitis y extrañas esculturas que adornan las paredes de locales como el Café Cinema o la sede alemana del Museo Anne Frank.

CAFÉ CINEMA


MUSEO ANNE FRANK
ROSENTHALERSTRASSE , 39


ROSENTHALERSTRASSE, 39
ACCESO NEUROTITAN GALERIE ROSENTHALERSTRASSE
ARTE URBANO BERLIN

La última parada de nuestro viaje son los Hackesche Höfe; ocho patios interiores diseñados por el arquitecto berlines Kurt Berndt, ubicados en el barrio de Spandauer Vorstadt, en Mitte. Se construyeron en 1904 con la idea de ser un conjunto de edificios comunicados por patios interiores. Tras la caída del muro se rehabilitaron, y ahora son todo un atractivo turístico. Además de viviendas, hoy hay cines, un teatro, cafeterías, restaurantes, así como muchísimas tiendas y boutiques que venden productos de arquitectura y diseño. Merece la pena recorrerlos disfrutando de las diferencias que hay entre ellos, sorprendiéndonos con cada uno de sus rincones, y en los que por imposible que parezca, podemos encontrar verdaderos remansos de paz donde relajarnos en pleno centro de Berlín.





Por último, permitidme despedir este artículo con la frase del cantautor y poeta alemán Wolf Biermann, quien asegura que el Muro sigue hoy gritando muy claro: “Tomaos la libertad, si no ella no os tomará a vosotros”.