INFLUENCERS_ELSA MARTÍNEZ

I N F L U E N C E R S

w r i t e r 
M A B E L   G A G O

Influencers, líderes de opinión. El ser humano siempre ha necesitado alguna especie de brújula a modo de patrón hacia donde focalizar su admiración y/o diseñar sus objetivos y modus operandi.

En plena era digital, a donde parece ser que cuenta más el postureo y la imagen, nos apetece pulsar el “REWIND” y retomar la esencia de aquellas personas que son capaces de inspirar a los demás; de guiarnos. Son emprendedores, buscadores de sueños que un buen día decidieron dar un giro a sus vidas para seguir el camino que les lleve a sus objetivos.

Y son caminos muy personales y curiosos. No hay un único patrón, ni poción mágica que podamos adaptar a nosotros mismos. Como en el arte y la moda, sí que hay mucha inspiración. Y, sobre todo, mucha pasión y constancia.

Desde este artículo me permito la licencia de ir más allá de la métrica de los followers y las Redes Sociales, para viajar y rascar varias vidas y sueños que, desde mi punto de vista, corresponden a auténticos influencers.

Espero que disfrutéis con estos retales de historias.



E L S A   M A R T Í N E Z
 - A Ñ O   C E R O   C O M U N I C A C I Ó N
" u n a  y o n k i  d e  l a  c o m u n i c a c i ó n"



Y mi vida dio un giro hacia la Comunicación...

Mi pasión por la Historia y la política siempre ha llevado aparejado la comunicación, la imagen y la estrategia de RRPP y PRENSA como parte fundamental de lo que debe proyectarse en la sociedad para poder contar esas historias, mensajes, ideas.... así que mi relación con la comunicación es un idilio permanente desde mi adolescencia que se ha materializado en una profesión que adoro.

Es apasionante proyectar lenguajes, códigos, imágenes que representen los valores de un personaje, una marca, un creador, una firma o un evento, y desde luego un producto. Cada vez me doy cuenta de que es parte de un mundo de sueños que se hacen prácticos, que se descienden desde el cerebro más sensible, subconsciente a una objetividad de acciones.

Pero es imposible realizar nada sin esa capacidad de soñar y luego proyectar y hacer realidad como los demás pueden y deben percibir, como tú quieres, esa idea. Así que en un momento determinado, tras estar buscando en dirigir mi vida, lo hice para y por la comunicación en todo su amplio espectro.

Sólo un breve pero muy intenso  capítulo dedicado a la Dirección de unos estudios de cine -la Ciudad de la Luz- y a la presidencia de la Spain Film Comission, han interrumpido desde 1997 ese idilio con el marketing, las RRPP, la prensa y la comunicación que es, en realidad, mi vida.

Para mí es una necesidad vital ser emprendedora porque ...

Ser emprendedor es una forma de vivir. Me temo que esto es una pasión vital, una fuerza que te empuja a hacer realidad tus sueños y ser el jefe de tu vida.

Todos pagamos, ojo, peajes por ello, y la libertad total es imposible, pero al menos los emprendedores, con todo lo que sufrimos, sabemos que nuestro destino, más o menos, lo fabricamos, lo decidimos y lo gestionamos nosotros mismos. Es vital para una sociedad de desarrollo potenciar, proteger y mimar a los emprendedores. Son ellos los que, con su riesgo vital y con su amor por hacer retos, consiguen que avance el conjunto de la sociedad, que se generen acciones, empleo, ideas, avances, economía general y , sobre todo, una idea de futuro con garantía de continuidad. En el campo de la Moda es el motor absoluto de su creatividad y sus presentes y nuevos ingredientes. Sin los emprendedores no habría nuevas firmas, colecciones, creadores, diseñadores y etc. etc...

Si tuviera que definir mi rasgo diferenciador ...

Sin duda, mi ilusión por la vida. Siempre he sido vitalista, optimista y luchadora. Vivir, estar sano para ello, soñar en esta vida que nos es tan efímera, conocer, retarte, hacer, y crecer, es tan increíble, tan apasionante, tan maravilloso,...  en suma,  estar vivo es tan bonito, que todo lo demás va en ese paquete de ilusiones.

No se porqué hay personas que incluso en la máxima de nuestras tristezas somos luchadores, emprendedores y generamos recursos donde no hay, trabajo hasta cuando cuesta levantar un proyecto, generamos equipo y siempre somos el motor de los demás. Luchamos porque vivimos enamorados de la vida.

Mis proyectos y metas ...

Mi meta es hacer de mi empresa –Año Cero Comunicación-, uno de los referentes de prestigio profesional del mundo de la comunicación.

Creo en ella, creo en mi equipo, en mis colaboradores, en mis clientes, en mis sueños y en mi, y seguir peleando , todo lo duro que haga falta, para que la comunicación, la creatividad, la magia de esta profesión no desaparezca en un mundo digital que está confundiendo el método, el medio y la formula de ejecución, con el fondo, el sentido , el concepto y la filosofía de lo que se comunica.
Es vital esta distinción o , como decía Orianna Fallaci, seremos unas víctimas de nuestra propia evolución tecnológica convirtiéndonos en los nuevos "barbari" de este milenio.